Centro Médico Veterinario de Paysandú preocupado ante la posibilidad de dejar de vacunar contra la fiebre aftosa

El Centro Médico Veterinario de Paysandú (CMVP) ve con preocupación que en la pasada 45ª reunión de la Cosalfa se continuó manejando la posibilidad de dejar de vacunar contra la fiebre aftosa, de acuerdo al Plan Hemisférico de Erradicación de la enfermedad, sin el compromiso de todas las partes, “lo cual entendemos puede ser riesgoso y comprometer el plan”, manifestó en su discurso de las 46ª Jornadas Uruguayas de Buiatría el doctor Lauro Artía Almirón.

En su alocución, ante la atenta mirada del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, y autoridades de la sanidad animal en el país, dijo que “tenemos el convencimiento de que para que una campaña sanitaria funcione bien, además de los aspectos técnicos, tenemos que tener el compromiso y participación de todas las partes involucradas (productores, veterinarios de ejercicio liberal, industria y autoridades sanitarias)”.

Puntualizó que en el caso de la campaña de fiebre aftosa, tanto a nivel nacional como a en países vecinos, “hemos escuchado opiniones muy contrarias a dejar de vacunar, de importantes representantes de distintos sectores”.
El titular del CMVP, que desde la víspera organiza en el salón Egeo las Jornadas Uruguayas de Buiatría con la presencia de más de 500 personas, manifestó que en la actualidad “se está por abrir el mercado de Japón para nuestras carnes, uno de los mercados de mayor valor adquisitivo, gracias a que se ha logrado mantener un estatus sanitario de privilegio, con el esfuerzo de todos los involucrados en la cadena”.

Manifestó que dicho estatus “fue recientemente revalidado en la 86ª sesión de la OIE, donde a nuestro país se le ratificó la condición de Riesgo Insignificante para la Encefalopatía Espongiforme Bovina, Libre de Aftosa con vacunación, Libre de peste bovina y equina, declarándose por primera vez el Libre de Peste de los Pequeños Rumiantes. Nos congratulamos por este reconocimiento y reafirmamos una vez más que para mantener dicho estatus, con el compromiso de la profesión liberal no basta, sino que además se debe contar con un Dilave y unos Servicios Veterinarios dotados de personal capacitado y recursos que le permitan cumplir con el intransferible rol de policía sanitaria”.

DESAFÍOS
Se refirió a “poder lograr dos grandes desafíos que tenemos por delante”, citando como el primero “que está a punto de reglamentarse la ley del tan ansiado Colegio Veterinario del Uruguay, el cual deberá tener nuestro compromiso y participación, para la elección de los consejos nacional y regionales, quienes deben elaborar y validar el código de ética, poniendo en funcionamiento el colegio, el cual debe convertirse en una herramienta válida para la debida jerarquización que la profesión necesita”.

Como segundo desafío, “vemos que se han planteado propuestas de redefinición de objetivos y estrategias en algunas de las principales campañas sanitarias del país”. Consideró “positiva la creación del Grupo de Trabajo de Enfermedades Prevalentes dentro de la DGSG, que va a trabajar articulando las actividades de la DSA, DIA y Dilave en las campañas de brucelosis y tuberculosis”.

“Un aspecto importante a mejorar, son las dificultades administrativas para la ejecución de los pagos de las indemnizaciones de el Fondo de Enfermedades Prevalentes, aspecto fundamental de la campaña, que también debería articularse. La creación de este grupo de trabajo es una medida que entendemos acertada, que esperamos rinda sus frutos, por lo que felicitamos a las autoridades del MGAP por su iniciativa”.

GUSANO BARRENADOR
Lauro Artía vio con mucho agrado que en el país “se esté trabajando en el análisis de la prefactibilidad de realizar una campaña regional de erradicación del gusano barrenador del ganado o mosca de la bichera, lo que sin dudas puede llegar a significar un antes y un después para nuestra ganadería”.

En primer lugar, explicó, porque “es una parasitosis que afecta severamente tanto a los lanares como a vacunos, determinando grandes pérdidas económicas, afectando el bienestar animal y limitando los sistemas productivos. Y, en segundo lugar, porque se está instrumentando un trabajo interinstitucional con la participación de técnicos del MGAP, SUL e INIA; con apoyo de IPA, INAC, Conhasa y Copeg (Organismo de Cooperación Panamá EEUU para la Erradicación del Gusano Barrenador); que a su vez deben interactuar y coordinar con técnicos de otros países y con técnicos referentes del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) y la FAO”.

PROBLEMÁTICA DE LOS PERROS
El presidente del CMVP cree que esa coordinación e interacción institucional “en pro de un objetivo de interés nacional debería ser el modo de accionar de nuestras instituciones. Todo lo contrario es lo que sucede con la problemática de los perros sin dueño responsable que provocan, entre otros daños, importante mortandad de lanares, lo que limita el desarrollo del sector”.

A pesar de esta problemática, la Comisión Nacional de Zoonosis está propiciando un registro amigable de mascotas, a cambio de una medida recaudatoria de pago de patente, en contradicción con el registro con microchip que lleva adelante la Comisión Nacional de Tenencia Responsable y Bienestar Animal del MGAP, único método válido de vincular a cada perro con la existencia de un tenedor responsable, aspecto primordial para cualquier actividad de campaña”. Consideró “imperiosa la suspensión de tal actitud de la Comisión Nacional de Zoonosis, que no puede ni debe tomar decisiones en contra de una ley nacional”.

ENSEÑANZA
El Centro Médico Veterinario “ha sido un pilar fundamental en la formación de los estudiantes del Orientado Producción Animal en el Norte, y sigue comprometido con ello”, subrayó Artía. “Para el futuro tiene como desafíos redoblar esos esfuerzos, por un lado integrándose a actividades de formación de otros tramos de la carrera de Facultad de Veterinaria en el Norte, y por otro participando del desarrollo universitario general en la región, teniendo representación de sus afiliados en los distintos órganos de cogobierno del Cenur Litoral Norte”.

Aclaró que “nuestro fin es aportar a la enseñanza de más alta calidad, de un profesional veterinario acorde a las características socioculturales, económicas y productivas de la región y del país, así como a la formación de competencias que permitan enfrentar los desafíos que la profesión tiene a futuro, y por eso apoyamos y creemos de vital importancia el desarrollo de postgrados en el Cenur Norte”.

Fuente: Diario El Telégrafo

¡Compartí la noticia!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print