Bianchi analizó en Buiatría herramientas disponibles para el engorde de corderos

En el marco de las 48ª Jornadas Uruguayas de Buiatría y cerrando el Simposio de Ovinos, el ingeniero agrónomo Gianni Bianchi analizó el conjunto de herramientas disponibles para engordar corderos, sea a pasto, pasto más grano o exclusivamente a grano.
Entre las principales conclusiones a las que arribó tras el desarrollo de su conferencia, señaló la importancia de adelantar la época de servicios y concentrarlos en marzo (si hay comida en el invierno), lo que permite la obtención de “corderadas parejas y tempranas”.

Entiende el profesional que el modelo del cordero pesado tradicional es ineficiente (con el agregado de eventuales pérdidas de animales durante la recría en campo natural) y si bien es rentable, la variable tiempo de ocupación del campo es central. Es posible con alimentación adecuada en lactancia, destetar mellizos con pesos ≥ 24 kilos y 90 días de edad (sobre todo si se usan cruzamientos con razas carniceras).

Bianchi analizó en Buiatría herramientas disponibles para el engorde de corderos

El creep-feeding sobre campo natural es la alternativa más económica y eficiente para el engorde, permitiendo a partir de los 18 kilos de peso vivo y 60 días de edad terminar todos los corderos únicos y llegar con los mellizos a mediados y fines del verano con un peso vivo cercano a los 29 kilos, usando 18 kilos de suplemento animal durante 3 meses. Mientras que si se realiza sobre buenos mejoramientos forrajeros, se duplica la carga y se puede terminar todos los corderos a mediados del verano.

En ambos casos, Bianchi sostuvo que se acelera la fase eventual de terminación a grano (compartimento), en la medida que los corderos que aprenden a comer grano en etapas tempranas de su vida, luego no requieren acostumbramiento en eventuales encierros a grano. La diferencia entre un animal que sabe comer frente a uno que hay que enseñarle puede ser de hasta el 40% en términos de ganancia diaria durante la fase de encierro.
Alternativamente si hay poca comida de calidad se debe priorizar al cordero y destetar (60 días y 16-18 kilos de peso vivo). Sobre mejoramientos forrajeros el pastoreo restringido a la noche controlando el tiempo de acceso al pasto, dijo que no sólo no limita el crecimiento individual, sino que permite aumentar la carga, aumentar la vida útil de la pastura y contrarrestar el efecto del estrés calórico en verano.

El pastoreo de soja como verdeo de verano es de las mejores opciones para terminar corderos y permitir que las corderas lleguen a su primero otoño de vida con pesos acordes para ser servidas a partir del 20 abril. Además es de las pocas opciones para el manejo del suelo, sin comprometer la siembra del próximo componente.
En todos los casos el monitoreo del peso vivo, condición corporal y sanidad (a través del copro parasitario) resultan claves, precisó Gianni Bianchi.

Corderos encerrados a grano
En lo que tiene que ver con el terminar los corderos encerrados a grano, el profesional subrayó que con el precio de la reposición y del gordo tradicional el confinamiento de corderos no constituye una alternativa económicamente viable independientemente del tipo de cordero, salvo que se encierren corderos chicos y sobretodo cruzas carniceros.
Constituye una alternativa a evaluar sobre todo si no hay posibilidades de acceder a áreas mejoradas en situaciones de corderadas desparejas y “feas” (“colas de parición” o mucho mellizo) para terminar machos durante el verano y mejorar el peso de la recría hembra, porque la alternativa puede ocasionar pérdida de animales o invernada ineficiente. El resultado es más favorable en razas carniceras.

Es una muy buena alternativa para valorizar kilos en compartimento ovino, particularmente si se cuenta con animales cruza de buena crianza durante la lactancia, ya que el pesado tradicional tiene ineficiencias que generan costos extras que no siempre se contemplan. De todas formas, aparecen como alternativas complementarias y el cordero cruza descongestionaría la oferta hiperconcentrada en primavera.
En cualquier caso, para desarrollar esta tecnología, el conocimiento certero de los diferentes factores que afectan la eficiencia del engorde es crucial: dietas totalmente mezcladas y agua de calidad ad libitum, animales cruza y control estricto de la sanidad constituyen un gran paso a ese objetivo.
Resulta crucial que no existan limitantes de ningún tipo (ni de precio pactado con anticipación, ni de límite de peso de carcasa, cuando se trabaja con animales de engrasamiento tardío) para su comercialización, cuando el productor hace bien “los deberes”. “Es más, se debería incursionar en comercializar cortes con hueso en vez de carscasas al mercado americano”, dijo Bianchi.

Fuente: El Telégrafo

¡Compartí la noticia!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =